lunes, 23 de agosto de 2010

Miserable


A veces me canso de cargar con este cuerpo de muerte corrupto a mis espaldas, me susurra al oido sus torcidos consejos, me toma con frecuencia en los momentos en que estoy distraido y me lleva a donde el quiere, mi alma gime a cada instante por una redencion continua hacia este hecho, me hace sentir sucio y miserable como él, y comprendo mi naturaleza carnal , nada bueno hay en ella, es entonces en esa cruel discordancia donde aparece la verdad de la gracia plena , Jesucristo nuestro Señor...su sangre preciosa cubriendome me hace renovar fuerzas para seguir caminando por el sendero angosto, se que no será la última vez que vea su misericordia, esta estará siempre hasta el final y mas allá en la eternidad.

1 comentario:

Hakim dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.